Roque Nublo

Hace unos meses viaje al Roque Nublo formación rocosa de 80 metros ubicada en el corazón de la isla de Gran Canaria (España) a más de 1813 metros sobre el nivel del mar y prometí que subiría los vídeos e itinerarios del viaje pero por motivos laborales no he podido hacerlo antes. Mi intención es hacer que este artículo se convierta en un referente o guía para los turistas que quieran viajar a este atípico e interesante enclave situado a los pies de Tejeda, pueblo que ha sido galardonado como uno de los más bonitos de España.

En esta aventura cometí algunas negligencias al descender por el atajo de La Culata dado que me perdí y todo esto desembocó en caídas y rasguños al deambular perdido de madrugada por la montaña y a pesar de haberlo pasado mal en ningún momento deje de grabar dado que tenía una cámara de cien gramos anclada al pecho con un arnés y 100 gramos de más o de menos no iban a cambiar la situación, así que decidí seguir grabando (deformación profesional) aunque la situación fuera algo desesperante. La aventura terminó entre caídas continuas, perros furiosos y una ambulancia que me recogió exhausto a pocos metros de llegar al pueblo cuando ya había pasado lo peor. Todo esto lo explicaré detalladamente al final de la publicación.

En el vídeo de arriba os muestro el casco histórico. Tejeda es un pueblo muy acogedor dado que los lugareños son personas muy hospitalarias, atentas y cercanas. Su gastronomía es exquisita y deleitarse tomando algo bajo la majestuosidad del Roque Nublo en un valle de frondosa vegetación no tiene parangón posible. Entre sus productos autóctonos podemos destacar la mermelada de ciruela, la miel de la cumbre y las almendras, entre otros productos de primerísima calidad que convierten a la Dulcería Nublo de Tejeda en una de las más frecuentadas de la isla. Entre la gastronomía de Tejeda también encontramos numerosos platos y entremeses típicos de Canarias como las famosas papas arrugadas con mojo, potaje de berros, etcétera:

El ascenso al Roque Nublo transcurre sin ningún tipo de incidencia más allá de un pedazo de caminata “que ni pa que”. Una vez llegas a la cima puedes ver un inusual paisaje que roza lo inverosímil donde por momentos dudarás de estar en la Tierra o dando un paseo por la Luna debido a la similitud del terreno, aunque no hay que confundirlo con las Cañadas del Teide que seguro que os sonará porque era el paisaje que aparecía en los antiguos billetes de 1000 pesetas y es muy similar. A Canarias se la denomina como el pequeño continente y esto es debido a que en cuestión de minutos podemos estar en una gran diversidad de  lugares y climas muy variopintos que se asemejan al desierto del Sáhara (Dunas de Maspalomas) como en otro lugar que se asemeja a un paisaje lunar como el Roque Nublo, otro al Trópico,  entre cientos de ejemplos que podría seguir citando aquí. No hay lugar en el mundo que presente tantos contrastes.

Las islas afortunadas son uno de los lugares más privilegiados del mundo para ver las estrellas y Tejeda es un enclave ideal para disfrutar de noche de una binaris de estrellas con una belleza inenarrable, se pueden ver perfectamente todas y cada una de las constelaciones sin necesidad de usar ningún artilugio. No es casual que uno de los observatorios más importantes del mundo esté en Canarias y tampoco que hayamos sido elegidos por la NASA en reiteradas ocasiones como la mejor imagen de la Tierra. Recomiendo visitar el pueblo en Febrero dado que es cuando florecen los almendros y dan más espectacularidad aún si cabe a este mágico y entrañable lugar.

Arriba os he puesto el vídeo del descenso donde al echar por el atajo de La Culata me caigo por una ladera donde quedo bastante magullado y mi paso se torna cada vez más lento porque tengo las piernas sobrecargadas de la acumulación de horas que llevo encima, es cierto que se acorta camino por este lugar, el problema es que casi todo el atajo transcurre en la montaña y si no lo haces con celeridad la noche te envuelve con su manto y eso en la montaña es bastante peligroso, sobre todo sino vas preparado con el material adecuado para dicha eventualidad.

Roque Nublo de noche

Simplificando. La noche me gana la carrera y  al perder visión doy un mal paso que me hace caer en una zanja en la que paso más de 7 horas atrapado y donde cada vez que intento salir me caigo ladera abajo, tengo las piernas sobrecargadas, heridas en las manos y el cuerpo muy magullado y congelado por la reventada de la noche, todo eso sumado a que no veía absolutamente nada convertían el poder salir de allí en una auténtica quimera, hasta que acabé resignado y desistí, entonces empecé hacerme masajes en las piernas y a dar pequeñas cabezadas y cada vez que despertaba lo volvía a intentar sin mucha fortuna cayendo en una desesperante frustración, horas más tarde, apareció una luna enorme que iluminó algo la zona y entonces ocurrió algo que me reservo para mí debido a lo ilógico e inexplicable del suceso.

Al salir de aquel lugar empecé a descender por un camino de piedras lentamente y haciendo pequeños descansos, con la mala suerte de acabar en una finca privada donde habían dos galgos que al verme se dirigieron corriendo y ladrando ferozmente hacia mi, aquella noche se estaba convirtiendo en una auténtica pesadilla, tuve pensamientos de correr pero lo descarté dado que ni en el mejor de los estados podría huir de dos animales de cuatro patas y además se lo podrían haber tomado aún peor, así que susurrándoles: – No pasa nada ya me voy he tenido un accidente… y haciéndoles unas reverencias mientras daba pequeños pasos hacia atrás, los perros parecían entenderme, no sé si fue su sexto sentido o que olían el miedo en mi deplorable aspecto magullado pero se calmaron y pude salir airoso de otra situación de peligro inesperada.

Fuera ya de peligro aparentemente me quedaba solo hacer 20 kilómetros cuesta arriba hacia el pueblo que en mi estado eran toda una odisea, así que empecé a tocar en todas las puertas que veía como un poseso solicitando ayuda pero en aquel pueblo no había señales de vida, era tal mi desesperación que pensé en tirarle una piedra a un coche para forzar que alguien llamara a la policía porque ya no podía dar ni un paso más sin caerme al suelo, aún así, entre una cosa y otra, llegué a recorrer 15 kilómetros pero en el tramo final ya no tenía fuerzas y me caía al suelo constantemente, cuando entonces vi la luz de una casa adosada a la que me acerqué voceando ayuda y se asomó una pareja al balcón de la casa y les dije que había tenido un accidente en la montaña que llamaran a la ambulancia y fue entonces cuando vinieron a socorrerme y me llevaron a casa dado que lo único que necesitaba era agua, comida y descanso.

¿Cómo podemos llegar al Roque Nublo?

Una vez salgamos del aeropuerto de Gran Canaria a mano derecha veremos una parada de autobuses o guaguas como las denominamos los canarios, no tiene perdida porque está bien señalizada, aún así, os adjunto una imagen del lugar para que podáis identificarlo sin ningún tipo de problema. En esta parada debemos esperar por el autobús o línea 60 que nos llevará al Parque San Telmo ubicado en Las Palmas de Gran Canaria. El coste del billete es de unos 2 euros y el trayecto no dura más de 25 minutos.

aeropuerto

Cuando lleguemos a la estación de autobuses del Parque San Telmo tendremos que coger la línea 303 que nos llevará a San Mateo dado que no existe ninguna conexión directa con Tejeda desde el Parque San Telmo, por lo cual tendremos que hacer transbordo en San Mateo para llegar a Tejeda. El coste del billete es de unos 2,55 euros y el trayecto no dura más de 45 minutos.

¡Bien! Hemos llegado a San Mateo, ahora en esta pequeña estación al aire libre donde nos ha dejado el bus, debemos esperar a la línea 305 que nos llevará finalmente al pueblo de Tejeda. Podemos  ir a tomar algo o aprovechar y hacer una visita por San Mateo que también es un pueblo precioso con bastante lugares de interés de los que hablaré en otra publicación. Hay que tener en cuenta que el primer autobús de San Mateo sale a las 8:00 de la mañana y el último a las 18:30 de la tarde, así que tener cuidado a la hora de sincronizar vuestro viaje. Al final de la publicación os pondré unos PDF con los horarios de todas las líneas para que cuadréis bien el viaje sin ningún tipo de problema.

tejeda ¡Ya ha llegado la línea 305! Bien, keep calm, te subes al autobús pagas unos 2.55 euros y te abrochas el cinturón porque te espera un tramo lleno de curvas y pendientes para llegar a uno de los pueblos más bonitos de España del cual te llevarás un grato recuerdo que convivirá contigo toda la vida. Una vez llegues al pueblo verás dos oficinas de turismo que te darán varias opciones para llegar a la base del Roque Nublo donde empezará vuestra aventura hacia la cima. En vuestra ascensión veréis parajes de película y uno de los primeros monolitos que veréis en vuestro camino será el del Fraile, luego la rana y el Roque Nublo que están pegados uno con el otro. Si el día acompaña cosa muy usual dado que vivimos en una eterna primavera divisaras el Teide que con sus 3.718 metros de altura se erige como el pico más alto de España ubicado en Tenerife, nuestra isla vecina.

Ver itinerarios para llegar al Roque Nublo

Aquí tenéis los itinerarios, precios y horarios de salida de todas las líneas para que podáis ajustar vuestro viaje. Estoy seguro de que tu experiencia en este viaje será grata e inolvidable. Te recomiendo visitar los 3 museos del pueblo, la Dulcería Nublo, que como dije antes es una de las más deliciosas de España y como restaurante cualquiera de la zona tiene una buena relación calidad precio. No olvides ascender al Roque Nublo emblema de nuestra isla e ir al mirador de noche para contemplar un espectacular campo de estrellas. Espero que pases una estancia agradable y vengas a esta publicación a narrarnos tu viaje. Muchas gracias.

Itinerario Aeropuerto – Parque San Telmo

Itinerario Parque San Telmo – San Mateo

Itinerario San Mateo – Tejeda

Escrito por Bioluis
Soy un apasionado de Internet, social media, el diseño, la programación y las nuevas tecnologías. Adicto al chocolate, melómano, sibarita, agnóstico, sapiosexual, applemaníaco, amante de los libros y soñador innato.