Navegando por la vida en un naufragio a la deriva
estuve años sin rumbo varando por islas perdidas,
recorriendo azarosos mares y sinfines de paisajes
añorando arcoíris de esperanzas sórdidas y vacías,
playas erradas frenan mi travesía y secan el sudor de mis deseos,
camino despacio para que el miedo no escuche mis pasos.

Sin sorteo previo varé en la isla de las grandes coincidencias
fuiste un hallazgo afortunado e inesperado,
eclipsaste con tu presencia mis noches de tormenta
abrumado y abstraído admiré tu inefable belleza,
a la deriva y sin gravedad navego por el tiempo a tu lado
eres la serendipia de mi camino en este sempiterno destino.

© Serendipia de mi camino por Luis Álamo.

Escrito por Bioluis

Soy un apasionado de Internet, social media, el diseño, la programación y las nuevas tecnologías. Adicto al chocolate, melómano, sibarita, agnóstico, sapiosexual, applemaníaco, amante de los libros y soñador innato.